Bardzo tanie apteki z dostawą w całej Polsce kupic cialis i ogromny wybór pigułek.

Microsoft word - salud mental 2008 vol 31 nº 4.doc

Salud Mental
Edita Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz Indizada por Current Content/Social and Behavioral Sciences-ISI, Social Science Citation Index-ISI, Journal Citation Reports, Lilacs, Psychological Abstracts, PsycInfo, IMBIOMED, ASCATOPIC-ISI, SSalud-Cends, SSA, Bowkwer Serials Bibliographies, ARTEMISA, Embase Psyhiatry, Embase Neuroscience, LanPsiquiatría, EBSCO host, PSICODOC, IRESIE, CAMEX, CONACYT, Redalyc, Salud Mental en línea Calz. Mexico-Xoximilco 101. Col San Lorenzo Huipulco. Delg. Tlalpan, Salud Mental Jul-Agosto 2008 vol. 31 nº 4
DANIEL HERNÁNDEZ-ROSETE MARTÍNEZ* LA OTRA MIGRACIÓN.
HISTORIAS DE DISCRIMINACIÓN DE PERSONAS QUE VIVIERON CON VIH EN MÉXICO, en Salud Mental Jul.-Ago 2008 vol. 31 nº 4 *Departamento de Investigaciones Educativas. Centro de Investigación y Estudios Superiores IPN. Calzada de los Tenorios 235, colonia Granjas Coapa, 14330, México D.F. Tel. 5061-2800 Exts. 2833 y 1029 E-mail: [email protected], [email protected] Resumen
La migración mexicana a Estados Unidos se ha interpretado como un proceso demográfico que existe en respuesta al empobrecimiento y a la polarización económica en México. Aunque la desarticulación económica y el abandono de las regiones rurales de México persisten como factores de expulsión de población, la migración de mexicanos muestra cambios recientes en las causas que la originan. La violencia familiar, por ejemplo, aparece como un detonante importante de la incorporación de la mujer en los flujos migratorios, particularmente es el caso de zonas rurales del país. La homofobia es otro referente que, relacionado a los crímenes de odio, parece generar un nuevo orden de migración hacia Estados Unidos. No obstante que la violencia empieza a ser reconocida y vista sociológicamente como un factor de expulsión migratoria, en México es un fenómeno que hasta ahora se ha explorado poco. En este trabajo se analizan la violencia sexual y la discriminación como detonantes de un fenómeno migratorio emergente entre grupos de población homosexual. Se trata de un estudio cualitativo de tipo fenomenológico con el que se exploraron los universos de sentido y significado por medio de las historias de vida de migrantes transgénero y transexuales que viven con VIH en San Diego. El trabajo de campo se realizó en agosto de 2003 en condados de San Diego, California, en Estados Unidos. Se realizaron entrevistas y observaciones etnográficas en tres regiones geográficas de la ciudad donde se detectó la presencia de vecindarios de migrantes transgénero y transexuales de origen latinoamericano. En este artículo se describen precisamente las historias de personas transgénero y transexuales que se infectaron de VIH-sida en México. Para estas personas, la migración se convirtió en un recurso para atender su derecho a la salud e incluso para conservar la vida. El objetivo de este artículo es dar cuenta de las formas de agresión física y de discriminación que llevaron a los entrevistados a solicitar asilo político en San Diego, Las narraciones permiten comprender que en México la transfobia es una forma de violencia sexual que, ligada a la construcción social de la masculinidad dominante, existe a partir del miedo social a la homosexualidad como el basamento que legitima la discriminación, la persecución y la agresión de personas transgénero y transexuales. Un aspecto que parece recrudecer estas formas de violencia es la aparición de infecciones sexualmente transmisibles de tipo viral. De hecho, la historia de las enfermedades infecciosas muestra que homosexuales, trabajadoras sexuales y migrantes son figuras que aparecen de manera recurrente en el imaginario colectivo como responsables del origen de las epidemias. En el contexto global actual destaca la construcción del transgénero como víctima propiciatoria del VIH/sida. En México, esta coyuntura parece reforzar los esquemas de odio social en contra de las personas homosexuales que son VIH positivas, quienes pueden llegar a vivir con el estigma social de quien cree que la infección es un castigo meritorio. La discriminación y la violencia sexual que describen las informantes tiene que ver con la triple estigmatización (por ser poblaciones móviles, por ser transgénero y además por vivir con VIH). Se trata de un sistema de estigmatización que no sólo afecta la calidad de vida al excluirles laboral y jurídicamente, sino que impide reconocerles como sujetos de derecho a la salud, especialmente en materia de acceso a medicamentos antirretrovirales y de atención médica relativa al control del VIH/sida. Es necesario desarrollar un modelo de sensibilización dirigido a personal médico y, en general, de los sistemas de salud sobre la diversidad de prácticas e identidades sexuales y hacer énfasis en los derechos a la salud sexual y mental de las personas que viven con VIH, sin importar su preferencia Palabras clave: Discriminación, homofobia, violencia sexual, migración internacional,
GONZÁLEZ-PACHECO, ITZEL*; LARTIGUE, TERESA; VÁZQUEZ,
GERARDO: ESTUDIO DE CASOS Y CONTROLES EN UN GRUPO DE MUJERES
EMBARAZADAS CON EXPERIENCIAS ADVERSAS EN LA INFANCIA Y/O ADOLESCENCIA E INFECCIONES DE TRANSMISIÓN SEXUAL, en Salud Mental * Instituto Nacional de Perinatología. Departamento de Investigación Psicosocial. Torre de Investigación, Primer Piso. Montes Urales 800, colonia Lomas de Virreyes, Delegación Miguel Hidalgo, 11000 México, D.F. E-mail: Resumen
Los traumas psíquicos, también denominados experiencias adversas, son acontecimientos de la vida del sujeto caracterizados por su intensidad, la incapacidad del sujeto para responder a ellos adecuadamente y los efectos patógenos duraderos que provocan en la organización psíquica. Los efectos de la violencia contra las mujeres y las niñas suelen ser devastadores para la salud reproductiva de la mujer y otros aspectos de su bienestar físico y mental. Además de causar lesiones, la violencia lleva a que aumente el riesgo a largo plazo de que las mujeres desarrollen otros problemas de salud. Las mujeres con una historia de maltrato físico o abuso sexual también enfrentan un riesgo mayor de embarazos no previstos o involuntarios, infecciones de transmisión sexual (ITS) y resultados adversos del embarazo. En el Instituto Nacional de Perinatología se realizó una investigación titulada «ETS/VIH-SIDA y trastornos de la personalidad en mujeres embarazadas y sus parejas. Detección y prevención de prácticas de alto riesgo» con el objetivo –entre otros- de determinar la asociación existente entre experiencias adversas en la infancia y la presencia de infecciones de El diseño de la investigación fue de casos y controles; el estudio fue prospectivo respecto de la presencia o ausencia del agente patógeno en la gestación y retrospectivo (indagación de experiencias adversas en la infancia). La evaluación de las ITS se efectuó por medio del laboratorio; la evaluación diagnóstica se efectuó con base en las Entrevistas Clínicas Estructuradas para la evaluación diagnóstica psiquiátrica de los Ejes I y II del DSM-IV. Se aplicó el instrumento Experiencias Adversas en la Infancia y/o Adolescencia (ACE, por sus siglas en inglés), con el fin de medir la amplitud de la exposición al abuso emocional, físico y sexual, así como la disfunción familiar en estas etapas de la vida. El instrumento comprende siete categorías: 1. abuso psicológico; 2. abuso físico; 3. abuso sexual; 4. violencia conyugal contra la madre; 5. vivir con padres o adultos con problemas de alcoholismo y/o que eran abusadores de sustancias; 6. vivir con padres o adultos con trastornos mentales o suicidas; 7. vivir con padres que fueron Se estudiaron dos grupos, el primero de casos integrado con 89 embarazadas con ITS viral y el segundo fue el grupo control integrado también con 89 gestantes, sin ITS. Se obtuvieron diferencias significativas en el nivel socioeconómico. Así mismo hubo una asociación significativa entre los padres de las mujeres con ITS que tuvieron algún problema con la ley por lo que habían sido encarcelados por un determinado periodo de tiempo (la razón de momios fue 3.311); y los que manifestaron leves problemas de alcoholismo (RM 2.073). Hubo una asociación significativa en: abuso pasivo, físico, emocional y sexual, donde destaca que la relación entre estas categorías y padecer una ITS por virus es altamente significativa. El grupo de las gestantes con ITS presentó un mayor número de problemas traumáticos (69.9%) en comparación con el grupo sin ITS De las experiencias adversas en la infancia y/o adolescencia, que pudieron estar en el origen o haber sido un factor iniciador para adquirir posteriormente una ITS de origen viral en la edad adulta, fueron significativas haber convivido con un adulto cercano con problema de abuso del alcohol y haber sido víctima de descuido, abuso físico, Palabras claves: Gestación, experiencias adversas, eventos traumáticos e infecciones de
DÍAZ MARTÍNEZ, ALEJANDRO; DÍAZ MARTÍNEZ, L. ROSA;
HERNÁNDEZ-ÁVILA, CARLOS A.; NARRO ROBLES, JOSÉ; FERNÁNDEZ
VARELA, HÉCTOR; SOLÍS TORRES, CUAUHTÉMOC: PREVALENCIA DEL
CONSUMO RIESGOSO Y DAÑINO DE ALCOHOL Y FACTORES DE RIESGO EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS DE PRIMER INGRESO, en Salud Mental Jul.-Ago * Departamento de Psiquiatría y Salud Mental, Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM. Email: [email protected] Resumen
En México, el alcohol es la sustancia potencialmente adictiva que se utiliza con mayor frecuencia por los adultos jóvenes. Información proveniente de la Encuesta Nacional de Adicciones más reciente muestra que más de 50% de los jóvenes entre los 18-29 años ha consumido bebidas alcohólicas al menos una vez durante el último mes. En la Ciudad de México se ha encontrado que más de la mitad de las mujeres y cerca de dos terceras partes de los hombres entre 18-29 años de edad consume regularmente bebidas alcohólicas. Durante los últimos años, el consumo de bebidas alcohólicas se ha venido incrementando importantemente entre los jóvenes mexicanos de ambos sexos en edad de recibir una educación superior. A nivel internacional, la bibliografía sugiere que la población estudiantil de los centros de educación superior es un grupo de mayor riesgo para el desarrollo de problemas por consumo de alcohol. En México, aunque se desconoce si los estudiantes de educación superior son un grupo de mayor riesgo para estos abusos, algunas encuestas y reportes sugieren que los problemas por consumo de alcohol tienen una importancia creciente. En cuanto al consumo de alcohol que excede los niveles seguros para la salud (≥2 bebidas estándar al día en las mujeres o ≥3 bebidas estándar al día en los hombres), el Observatorio Mexicano del Alcohol y Drogas describió que en el año 2002 el consumo de cinco o más copas por ocasión de consumo afecta a tres de cinco hombres y a una de cinco mujeres. Aunque problemas metodológicos y sesgos de selección potenciales en estas encuestas dificultan su interpretación, sus resultados sugieren que el consumo de alcohol, particularmente el consumo riesgoso y potencialmente dañino, es común entre los estudiantes El consumo riesgoso y dañino de alcohol (CRDA) se sitúa en un continuum de severidad y se define como un patrón de consumo de bebidas embriagantes que colocan al sujeto en riesgo de desarrollar problemas de salud y/o que desemboca en francas complicaciones físicas y/o psicológicas (accidentes, victimización, violencia, dependencia al alcohol, cirrosis hepática, etc.). De acuerdo a los reportes de la bibliografía internacional, este es el primer estudio publicado sobre la prevalencia de consumo peligroso y dañino de alcohol en estudiantes universitarios en América Latina. En el trabajo que se presenta aquí, que forma parte del proyecto para la Identificación Temprana y Tratamiento Oportuno de bebedores con Consumo Excesivo de Alcohol en Estudiantes Universitarios de la UNAM, nos propusimos evaluar la prevalencia del CRDA durante el último año y examinar los factores de riesgo y protección respectivos en estudiantes de primer ingreso a la licenciatura de la Universidad Nacional Autónoma de México. De manera especifica, nos propusimos: 1) estimar la prevalencia del CRDA durante el último año en los estudiantes de primer ingreso a la licenciatura de la UNAM, y 2) evaluar en esta población la influencia de las variables sociodemográficas y Se trató de un estudio transversal en el que se estudiaron 24921 estudiantes del primer año de la licenciatura de la UNAM (edad=18.7±4.3 años; 55% mujeres). Para detectar aquellos estudiantes que en el último año incurrieron en el CRDA, se utilizó el instrumento de tamizaje Alcohol Use Disorder Identification Test (AUDIT). Se utilizó la regresión logística multinomial para examinar los efectos de las variables demográficas y sociofamiliares, así como para calcular Odds Ratios (OR) y sus respectivos intervalos de confianza al 95%. Este instrumento consiste de 10 preguntas que exploran la frecuencia e intensidad del consumo de bebidas alcohólicas. Con el objetivo de poder comparar nuestros hallazgos con los de otros investigadores, se examinaron y se reportan separadamente las prevalencias del CRDA con base en puntos de corte de 8 y de 6 en el AUDIT. Para el reporte de datos demográficos y puntajes del AUDIT, se utilizaron porcentajes, promedios y desviaciones estándar. Se emplearon las pruebas de contraste de medias (análisis de varianza) y de proporciones (χ2) dependiendo de la naturaleza de cada variable. Se calcularon las prevalencias del CRDA con sus respectivos intervalos de confianza al 95%. Usando un puntaje de corte en el AUDIT de ocho y de seis puntos, la prevalencia del CRDA durante el último año fue respectivamente de 11.1% y de 18.4%. Esta fue mayor en los hombres (AUDIT≥8: 17.3%; AUDIT≥6: 27.4%) que en las mujeres (AUDIT≥8: 6.2%; AUDIT≥6: 11.3%). Además del sexo masculino, aquellos estudiantes que trabajaban y que reportaron un mayor ingreso familiar mensual, tuvieron un mayor riesgo de experimentar el CRDA. En las mujeres, pero no en los hombres, un mayor nivel educativo tanto en el padre como en la madre también se relacionó con un incremento en el CRDA. Contrariamente, una mayor edad y el ser casado se asoció con El CRDA entre los estudiantes de nuevo ingreso a la licenciatura de la UNAM es un problema frecuente que al parecer se relaciona con variables que facilitarían la disponibilidad y el acceso a bebidas alcohólicas y la exposición a actividades de alto riesgo para el consumo. Estos hallazgos tienen implicaciones directas en el diseño de intervenciones enfocadas a la prevención y tratamiento del CRDA en la población estudiantil universitaria de nuestro país. Para lograr lo anterior se estudió a una muestra mayoritaria de los estudiantes de primer ingreso a la licenciatura en los nueve campus que comprende el sistema de escuelas y facultades de la UNAM ubicadas en el área Palabras clave: Alcoholismo, alcohol, AUDIT, consumo riesgoso, consumo dañino,
estudiantes universitarios, México, América Latina. VARGAS ÁLVAREZ, LUIS ALBERTO*; PALACIOS CRUZ, LINO:
GONZÁLEZ THOMPSON, GUILLERMO; DE LA PEÑA OLVERA
FRANCISCO:
TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO EN NIÑOS Y ADOLESCENTES: UNA ACTUALIZACIÓN. SEGUNDA PARTE, en Salud Mental Jul.- * Clínica de la Adolescencia. Dirección de Servicios Clínicos. Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Calz. México-Xochimilco 101, San Lorenzo Huipulco, Tlalpan, 14370, E-mail: [email protected] Resumen
El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) se ha reportado en los últimos tiempos con mayor prevalencia en la edad pediátrica que lo reportado anteriormente gracias a una mejor caracterización de su presentación en niños y adolescentes y al desarrollo de Por sus características en la infancia el TOC ha dado pauta a diversas clasificaciones, una de estas formas de clasificación está condicionada por la coexistencia o comorbilidad con otros trastornos. Los tics o Trastorno de Gilles de la Tourette están fuertemente relacionados con un inicio temprano y con agregación familiar; la mitad de los niños y adolescentes con síndrome de Gilles de la Tourette desarrollan TOC. El 60% de los niños y los adolescentes que acuden a buscar tratamiento por TOC han tenido historia de trastornos por tics a lo largo de la vida. La comorbilidad del TOC con otros problemas ansiosos durante la infancia y la adolescencia es alta, en especial con el trastorno de ansiedad por separación, la fobia social, el trastorno de ansiedad generalizada y las fobias específicas. El trastorno depresivo mayor (TDM), es frecuentemente comórbido, más en los adolescentes que en los niños, el TDM comórbido se ha vinculado más con la duración del TOC que con la edad de inicio temprano. Con respecto al trastorno bipolar (TB), los reportes también muestran importante relación con el TOC. Las investigaciones de comorbilidad han estudiado el impacto del TB sobre el curso del TOC y encontraron mayor frecuencia de: curso episódico, episodios depresivos, deterioro funcional, hospitalizaciones y uso de polifarmacia. Otras investigaciones sobre esta comorbilidad TB/TOC vs. TOC han reportado mayor frecuencia del diagnóstico de TB tipo II y mayor asociación con inicio temprano del TOC. También se ha reportado frecuentemente la comorbilidad con los trastornos externalizados y particularmente con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), que se ha asociado con un inicio más temprano del TOC, disfunción social y académica. Este patrón comórbido TOC/TDAH está vinculado a mayores problemas de inatención y conductas agresivas y se presenta más frecuentemente en hombres. El TDAH es un factor de riesgo para presentar trastorno negativista y desafiante o trastorno disocial en la adolescencia. Otras comorbilidades importantes a considerar son los trastornos del espectro obsesivo-compulsivo como los trastornos del control de los impulsos, trastorno dismórfico corporal y de la conducta alimentaria y trastorno sexual compulsivo. La comorbilidad con trastornos psicóticos como la esquizofrenia debe ser tomada en cuenta. En la evaluación de niños y adolescentes con TOC se requiereuna investigación exhaustiva sobre los síntomas obsesivos-compulsivos actuales y pasados, así como su comorbilidad e historia familiar. Las entrevistas con los niños requieren de la participación de los padres y profesores. Muchos niños y adolescentes se sienten avergonzados por sus síntomas por lo que es importante dar tiempo necesario para lograr la confianza del chico para hablar de sus síntomas. Existen diversos instrumentos útiles para establecer la severidad del TOC en niños y adolescentes. Entre los cuestionarios auto-aplicables se encuentra el Inventario de Obsesiones de Leyton (LOI) y el inventario de obsesiones y compulsiones de Maudsley (MOCI). La Escala de Yale-Brown para Niños (CY-BOCS) es de los instrumentos más frecuentemente utilizados en la clínica e investigación, que evalúan los tipos de obsesiones y compulsiones así como su severidad. La mayoría de los niños con TOC requieren múltiples tratamientos, por ejemplo: terapia cognitivo-conductual, fármacos, entrenamiento conductual para los familiares, etc. La disponibilidad de los inhibidores selectivos de la recaptura de serotonina (ISRS) ha cambiado sorprendentemente el tratamiento del TOC con efectividad basada en evidencia. Hasta el momento, se reconoce que la combinación de terapia cognitivo- conductual y tratamiento farmacológico con ISRS es la estrategia con mayores Palabras clave: Trastorno obsesivo-compulsivo, niños y adolescentes, comorbilidad,
RODRÍGUEZ MACHAIN, ANA CAROLINA; MARTÍNEZ VÉLEZ, NORA
ANGÉLICA; JUÁREZ GARCÍA, FRANCISCO; LÓPEZ LUGO, ELSA
KARINA; CARREÑO GARCÍA, SILVIA*; MEDINA-MORA, MARÍA ELENA:
RELACIÓN ENTRE EL CONSUMO DE TABACO, SALUD MENTAL Y MALESTARES FÍSICOS EN HOMBRES TRABAJADORES DE UNA EMPRESA TEXTIL MEXICANA, en Salud Mental Jul.-Ago 2008 vol. 31 nº 4 *Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz. Calzada México Xochimilco 101, San Lorenzo Huipulco, 14370 México, D.F. E-mail: [email protected] Resumen
El consumo de tabaco es considerado un problema de salud pública en todo el mundo debido a la cantidad de enfermedades y muertes relacionadas con su uso. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reporta que 30% de los adultos son fumadores y, de éstos, aproximadamente cinco millones de personas morirán en un año. También se estima que para 2020 habrá 8.4 millones de muertes anuales por enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco, de las cuales siete de cada 10 ocurrirán en países en vías de desarrollo, como México, donde más de 53 mil personas fumadoras mueren al año por enfermedades asociadas al tabaquismo y al menos 147 personas mueren diariamente. Por otro lado, en la bibliografía se ha encontrado que el daño en el organismo por fumar comienza desde el primer cigarro, que a los 10 años se presentan síntomas sutiles en la función pulmonar y disminución de la tolerancia al ejercicio, y que es entre 20 y 30 años después cuando los síntomas hacen a un fumador En cuanto a la relación entre el uso de tabaco y la salud mental, ésta se evidencia por las consecuencias emocionales que conlleva padecer una enfermedad crónica. En este contexto, el objetivo del presente trabajo fue conocer la relación de problemas emocionales y malestares físicos con el consumo de tabaco en hombres trabajadores de La muestra estuvo conformada por 279 sujetos que laboraban en una empresa textil, en su mayoría jóvenes entre 18 y 27 años (54.5%), con escolaridad de secundaria (59.3%) y casados o en unión libre (65.6%). El instrumento utilizado incluyó las escalas de salud mental (MHI-5), malestares físicos (SCL-90) y consumo de tabaco. La aplicación del instrumento se realizó de manera grupal dentro de la empresa textil en que laboraban los No se encontraron diferencias significativas en cuanto a problemas de salud mental y síntomas físicos entre fumadores y no fumadores. Mediante un modelo de análisis de trayectorias, se analizó la relación existente entre síntomas físicos, problemas de salud mental e indicadores de consumo de tabaco. Se encontró así que el principal predictor de los síntomas físicos en fumadores es el tiempo que llevan consumiendo y que los síntomas físicos son un importante predictor de problemas de salud mental. Sin importar la cantidad de cigarrillos consumidos, la frecuencia de consumo ni otros indicadores de consumo elevado, el tiempo que se lleva consumiendo es un predictor importante del número de síntomas físicos que se manifiestan, lo que puede deberse a los efectos dañinos que tiene el consumo prolongado del tabaco. De este modo se confirma lo mencionado en otras investigaciones de que, después de los primeros 10 años de consumo, se presentan malestares físicos sutiles y que a lo largo de 20 o 30 años se presentaran malestares importantes. Si bien no se encontró una relación directa entre consumo de tabaco y salud mental, se puede sugerir una relación indirecta derivada de la influencia que tiene el consumo sobre el plano del bienestar físico. En este sentido es de esperarse que, a medida que se continúe consumiendo tabaco y los malestares físicos aumenten, también se incrementen los problemas de salud mental. Por otro lado, el modelo aquí presentado requiere ser completado incluyendo otras áreas que puedan influir sobre el bienestar físico y mental. Sin embargo, se logró evidenciar la importancia que tiene el consumo de tabaco sobre el malestar físico, a la vez que aumenta la probabilidad de que se presenten más problemas en la salud mental de la Palabras clave: Consumo de tabaco, síntomas físicos, salud mental, trabajadores.
ONTIVEROS SÁNCHEZ DE LA BARQUERA, JOSÉ ALFONSO*: ESTUDIO
CONTROLADO DOBLE-CIEGO CON CLONAZEPAM Y PLACEBO EN PACIENTES CON TRASTORNO DE ANSIEDAD SOCIAL, en Salud Mental Jul.-Ago 2008 vol. 31 nº *Dr. Enrique Peña 122, Col. Doctores, 64710 Monterrey NL, México. Resumen
El trastorno de ansiedad social o fobia social afecta a 4.7% de la población, de acuerdo con reportes epidemiológicos de México y otros países. Los síntomas de este trastorno son más frecuentes en la mujer (5.4%) que en el hombre (3.8%) y en personas jóvenes (18 a 29 años) con una edad de inicio de 13 años. El tratamiento de la fobia social es importante ya que este padecimiento se asocia con comorbilidad psiquiátrica, abuso y dependencia de sustancias, mayor incidencia de intentos suicidas y dependencia financiera. Entre los tratamientos farmacológicos para este trastorno contamos con antidepresivos del tipo ISRS e IMAO y benzodiacepinas. En 1993 Davidson et al. publicaron el primer estudio doble-ciego controlado con placebo y clonazepam en el tratamiento de la fobia social. Los autores encontraron que el clonazepam mejoraba a los pacientes desde la primera semana de tratamiento. Nosotros estudiamos la efectividad y tolerabilidad del clonazepam en pacientes con fobia social en un estudio de 24 semanas, doble-ciego con asignación al azar, controlado contra placebo. Este estudio incluyó una fase simple-ciego de tratamiento con placebo de una semana, 16 semanas de tratamiento doble-ciego con clonazepam o placebo y una fase final de discontinuación con placebo simple-ciego. El diagnóstico de fobia social se estableció de acuerdo con la sección de trastornos de ansiedad del SCID-I para establecer el diagnóstico de acuerdo a los criterios del DSM- III-R. Se incluyeron 62 pacientes en la fase simple-ciego, 53 de los cuales ingresaron a la fase dobleciego del estudio por no haber mejorado. Las evaluaciones clínicas se realizaron con las escalas ICG de severidad y de mejoría de 8 puntos para la Enfermedad global, Ansiedad anticipatoria y Evitación fóbica, las escalas HamA y Covi, Liebowitz Social Phobic Disorder Rating Form (LSPD), HamD y de Raskin. Los pacientes completaron la ICG-S y la ICG-M de 8 puntos, la escala de Liebowitz para ansiedad social (LSAS), la escala de miedos de Marks y la escala de incapacidad. En la fase doble-ciego del estudio 27 pacientes recibieron placebo y 26, clonazepam. A la fase de seguimiento doble-ciego de 10 semanas entraron sólo los pacientes que mejoraron, 20 en clonazepam (73%) y siete en placebo (25.9%). Las evaluaciones clínicas fueron realizadas cada semana durante las primeras cuatro semanas y cada dos semanas posteriormente. El análisis de las evaluaciones clínicas al punto final del tratamiento mostró un mayor beneficio en los pacientes que recibieron clonazepam que aquellos que estuvieron con placebo (ANOVA p=.001). En la escala ICG de mejoría las respuestas «muy mejorado» y «mucho muy mejorado» al final del tratamiento se observaron en 65.3% (N=17) de los pacientes con clonazepam y en 29.6% (N=8) de pacientes con placebo. Con clonazepam se observó mejoría desde la segunda semana del tratamiento (ANOVA p=.001). La razón más frecuente para no completar el estudio fue la respuesta clínica insuficiente (19% en clonazepam n=5 y 66.6% en placebo n=18; P=.001), abandono del tratamiento (NS) y experiencias adversas (NS). La dosis final de clonazepam fue de 3.4±DS 2.27 mg/día. Se presentaron más eventos adversos con clonazepam (3.85 ± 3.13) que con placebo (0.81 ± 1.08) (p<.0001). Cuatro pacientes de 16 (25%) en clonazepam que iniciaron la fase de supresión abandonaron el estudio por síndromes de supresión del medicamento. Nuestro estudio corrobora los hallazgos del primer estudio controlado de Davidson et al., de 1993, y datos de numerosos estudios abiertos en el sentido de que el clonazepam es un tratamiento rápido y eficaz para el trastorno de ansiedad social. Nuestro estudio aporta también datos sobre la prevalencia de sucesos adversos y síntomas de supresión y recaídas tempranas al retirar el clonazepam hasta en 25% de pacientes. Las benzodiacepinas pueden estar contraindicadas en grupos de pacientes con patología comórbida y aquellos que abusan o son adictos al alcohol y las drogas. En tales casos la terapia cognoscitivo-conductual acompañada de medicamentos antidepresivos del tipo ISRS o IMAO puede ser una mejor opción de tratamiento primario para la fobia social. Palabras claves: Fobia social, tratamiento, clonazepam, placebo.
CHÁVEZ- LEÓN, ENRIQUE*; ONTIVEROS URIBE, MARTHA PATRICIA;
SERRANO GÓMEZ, CARLOS:
SELECTIVOS DE RECAPTURA DE SEROTONINA (ISRS, ISR-5HT), en Salud Mental *Coordinador de Psicología Clínica de la Universidad Anáhuac México Norte. Av. Lomas Anáhuac s/n. Lomas Anáhuac, Huixquilucan, 52786 Estado de México. E.mail: [email protected] Resumen
La depresión es un trastorno mental que afecta a 3.7 % de la población. Los antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptura de serotonina (ISRS) resultan útiles en el tratamiento de éste y otros trastornos mentales. El citalopram, escitalopram, fluoxetina, fluvoxamina, paroxetina y sertralina constituyen este grupo de fácil administración y con un amplio perfil de seguridad. 1) Establecer las indicaciones actuales de los antidepresivos ISRS. 2) Describir los mecanismos que explican su acción antidepresiva. 3) Describir los efectos secundarios frecuentes y aquéllos específicamente relacionados con este grupo antidepresivo. Los antidepresivos ISRS son el tratamiento de elección para la depresión, los trastornos de angustia, de ansiedad generalizada, obsesivo- compulsivo, de estrés postraumático, disfórico premenstrual y la bulimia nervosa. Los pacientes deprimidos muestran una actividad menor a la normal del neurotransmisor serotonina. La inhibición de la recaptura de la serotonina sobre los receptores serotoninérgicos presinápticos 5HT1A, 5HT2C y 5HT3C aumenta la neurotransmisión en este sistema. La desensibilización de los autorreceptores 5HT1A y la regulación hacia abajo (downregulation) de los receptores 5HT2 acoplados a la proteína G, efecto tardío de los ISRS, dan por resultado la mejoría de los síntomas depresivos. El mecanismo que explica el efecto antidepresivo relativamente tardío parece ser distinto al efecto serotoninérgico agudo y rápido responsable de la mejoría en el caso del trastorno disfórico premenstrual. Estos antidepresivos, como los estabilizadores del ánimo y la terapia electroconvulsiva, incrementan los niveles séricos del factor de crecimiento neuronal cerebral, así como de otros factores neurotróficos. Aunque las dosis de los ISRS son variables, en la mayoría de los casos es posible iniciar el tratamiento antidepresivo con dosis terapéuticas e incrementarlas paulatinamente hasta las dosis máximas con seguridad. Sus efectos secundarios más frecuentes son gastrointestinales, en la respuesta sexual y sobre la densidad ósea. Los efectos secundarios específicamente relacionados con el uso de estos antidepresivos son: 1. El síndrome serotoninérgico, caracterizado por cambios en el estado mental, hiperactividad autonómica y anomalías neuromusculares. 2. El síndrome de secreción inapropiada de hormona antidiurética, que se caracteriza por osmolaridad sérica alta, urinaria baja e hiponatremia, así como por mialgias, letargo, cefalea e incluso confusión, convulsiones y coma. 3. El sangrado, principalmente de tubo digestivo y cutáneo. El uso de los ISRS aumenta el riesgo de sangrar entre dos y cuatro veces. Cuando el paciente usa aspirina, el riesgo aumenta hasta siete veces y con el uso concomitante de antiinflamatorios, cerca de 16 veces. La edad, el antecedente de sangrado y la capacidad de inhibir la recaptura constituyen también factores de riesgo. 4. El síndrome de descontinuación, menor con la fluoxetina, mayor con la paroxetina y sertralina, aparece a partir del segundo día y su duración es de dos semanas. Manifestaciones como náusea, cefalea, parestesias, congestión nasal y malestar general se deben a la disminución de los niveles de serotonina en la sinapsis. 5. Los efectos sobre el producto cuando los ISRS se utilizan durante la gestación consisten en malformaciones congénitas específicas. La sertralina se ha asociado a onfalocele, defectos del septum cardíaco y anencefalia. A su vez, la fluoxetina se ha asociado a craneosinostosis y defectos cardíacos. Y la paroxetina a defectos cardíacos, gastrosquisis, defectos del tubo neural y también a onfalocele y anencefalia. Su uso también aumenta la tasa de abortos espontáneos hasta 1.45 veces, parto prematuro y bajo peso al nacer, problemas en el neonato inmediato (problemas respiratorios e hipotonía), hipoglucemia, cianosis, inquietud, convulsiones y Apgar bajo. Su uso durante el tercer trimestre puede ocasionar hipertensión pulmonar persistente que, aunque es rara, se asocia a una mortalidad de 10- 20 %. 6) De los efectos por el uso de ISRS durante la lactancia se conoce poco. En el caso de la sertralina y la paroxetina no se detectan estos antidepresivos en el suero del niño; en cambio, los niveles séricos de citalopram fueron de 1.9 nmol/L, de fluoxetina 47 nmol/L y de venlafaxina de 91 nmol/ L. En los estudios disponibles no se observaron efectos conductuales o en el desarrollo del recién nacido. 7) Suicidalidad o riego suicida. Aunque el tratamiento antidepresivo disminuye tanto la ideación y la frecuencia de suicidios en los pacientes tratados, la FDA ha establecido una serie de recomendaciones para el manejo de pacientes que inician el tratamiento con antidepresivos ISRS: Iniciar con la dosis más baja, citar semanalmente a los pacientes durante 6 semanas consecutivas, recomendar y facilitar el contacto telefónico, prohibir el uso de alcohol y drogas, interrogar en cada ocasión sobre pensamientos y comportamientos suicidas o autolesivos, documentar en el expediente la información y usar psicoterapia de apoyo, cognitivo-conductual o Palabras clave: Depresión, antidepresivos, embarazo, lactancia, inhibidores selectivos
de recaptura de serotonina, sangrado, síndrome serotoninérgico, secreción inadecuada GUTIÉRREZ-GARCÍA, ANA G.; CONTRERAS, CARLOS M*.: EL SUICIDIO Y
ALGUNOS DE SUS CORRELATOS NEUROBIOLÓGICOS. PRIMERA PARTE, en Salud Mental Jul.-Ago 2008 vol. 31 nº 4 *AP 320, Xalapa 91000, Veracruz, México. E-mail: [email protected] Resumen
El suicidio es un fenómeno complejo y multifactorial. A pesar de que varios de los factores de riesgo ya han sido identificados, las bases neurobiológicas del suicidio no se han esclarecido del todo, aunque se han enfocado particularmente hacia la disfunción del sistema serotonérgico. Los primeros estudios indicaban que, en sujetos con intentos suicidas, se encuentran niveles reducidos del ácido 5-hidroxiindol-acético, principal metabolito de la serotonina, en el líquido cefalorraquídeo, independientemente del diagnóstico psiquiátrico previo. Más adelante, algunos estudios post-mortem han identificado alteraciones en los receptores presinápticos (5-HT1A) y postsinápticos (5- HT2A, 5-HT1A) de la corteza prefrontal ventromedial. Esta disfunción, al parecer, se asocia con alteraciones en los genes que codifican la expresión de enzimas implicadas en la síntesis y metabolismo de la serotonina, aunada a una alteración en la expresión genética de factores neurotróficos derivados del cerebro, los cuales intervienen en la regulación funcional de las neuronas serotonérgicas. En conjunto, estas alteraciones se han relacionado con la vulnerabilidad o la diátesis para el comportamiento suicida en individuos con predisposición a la conducta violenta e impulsiva o autoagresiva. Además, confluye una hiperactividad del eje hipotálamo-hipófisis-adrenal, confirmada por un incremento de la hormona adrenocorticotrófica y una reducción del número de receptores para esta hormona en la corteza prefrontal de suicidas. La corteza prefrontal desempeña un papel fundamental en la regulación del estado de ánimo y se le ha implicado tanto en la fisiopatología de los trastornos afectivos como en el suicidio. Por medio de estudios con tomografía por emisión de positrones, se determinó que en los sujetos con intento de suicidio existe una hipofuncionalidad de la corteza prefrontal ventromedial, lo cual se ha asociado con la impulsividad y la planeación para intentar suicidarse. Asimismo, el hipocampo se ha implicado en la cognición y es una estructura que participa en el estrés, un factor predisponente al suicidio. Algunos sistemas celulares también han sido implicados, por ejemplo, los factores de transcripción CREB (proteína ligada al AMP cíclico), los cuales están disminuidos en la corteza prefrontal, hipocampo y amígdala de suicidas. Algunos otros estudios sugieren incluso anormalidades estructurales en la amígdala. Aunque es especulativo proponer que la amígdala cumpla un papel específico en el suicidio, tal propuesta no carece de bases dado que esta región es crítica en la integración de la ansiedad y en la agresión, además de que guía las respuestas apropiadas que deben emitirse bajo situaciones de peligro. Por otro lado, el núcleo septal lateral se ha implicado en la desesperanza y en las acciones de diversos tratamientos antidepresivos. Entonces, se puede integrar un circuito anatómico y funcional en el cual participan como entrada los sistemas sensoriales, de ahí a estructuras integradoras de la memoria emocional, ubicadas principalmente en el lóbulo temporal, para de ahí pasar a estructuras de la neocorteza, principalmente la corteza prefrontal, mediante las proyecciones de núcleos talámicos. Esta vía integra la percepción del ambiente, información que es contrastada en los circuitos de la memoria emocional, para de ahí pasar a la toma de decisiones. Las alteraciones funcionales de este circuito, aunadas a factores ambientales adversos, parecen promover el acto suicida. En fin, en el suicidio participan estructuras cerebrales integradoras del estado afectivo, la memoria emocional, la impulsividad y la toma de decisiones. Quizá por todo ello, aunque se acepta la eficacia de los antidepresivos, del litio y de los antipsicóticos de segunda generación, se cuestiona aún la eficacia de los antipsicóticos convencionales, por su escasa acción en el estado afectivo. Aunque la depresión es una entidad clínica de riesgo para el suicidio, no es la única, pues también son factores de riesgo el trastorno bipolar y el trastorno esquizoafectivo. Cualquiera de ellos, aunado a agitación e impulsividad, debe llamar la atención para seleccionar el tratamiento farmacológico preventivo pertinente. Palabras clave: Antidepresivos, depresión, ideación suicida, serotonina, suicidio.

Source: http://www.feap.es/anuarios/2008/pdf/publicaciones-latino-07-4.pdf

dx.stanford.edu

Stanford Hospital & Clinics Antibiotic Dosing Reference Guide 2011 This document is also located on the SHC Intranet (http://portal.stanfordmed.org/depts/pharmacy) P&T Approved April 15, 2011 Formulas for dosing weights : Ideal body weight IBW (male) = 50 kg + (2.3 x height in inches > 60 inches)· IBW (female) = 45 kg + (2.3 x height inches > 60 inches) Adjusted BW (kg) = IB

Microsoft word - influenza update 2010-2011 han.doc

New Hampshire Health Alert Network [email protected] Status: Actual Message Type: Alert Severity: Moderate Sensitive: Not Sensitive Message Identifier: HAN #20110214 Influenza Update 2010-2011 Delivery Time: 12 hours Acknowledgement: No Originating Agency: NH Department of Health and Human Services, Division of Public Health Services DATE: February 14, 2011

Copyright © 2010-2014 Medical Articles